Por que merece nuestro esfuerzo