Parecía difícil, pero no imposible

Michela infantiles

¿Quién dijo que los inicios siempre son complicados? Más que complicados… un verdadero “Reto”. Y quizás haya sido este aspecto el que más me ilusionó desde el comienzo. Romper las inercias, demostrar que con ilusión se consigue más de lo que uno se imagina se convirtió en un principio inalterable durante este año de vida de Retobalonmano.

Conseguir que el balonmano de base se potenciara era una labor de muchos. Hay multitud de grandes personas trabajando en cada club, en cada colegio. Son muchas horas de esfuerzo y de dedicación a los chicos y chicas que empiezan en este deporte y que, sin muchas ayudas en los tiempo que corren, se van ilusionando con el trabajo que ven en sus entrenadores y en sus compañeros de equipo.

Pertenezco a un club que trabaja con el balonmano con los más pequeños. Conseguir sacar cada año un equipo de benjamines para competir hasta que abandonen la edad escolar era nuestro reto de todos los años. Este año, gracias a la confianza de padres, al trabajo de los entrenadores y formadores, y al empuje que hemos dado todos y cada uno de los que luchamos cada día por este deporte, hemos conseguido sacar un equipo de niños y otro de niñas… Sí, el balonmano femenino está en marcha y con unas buenas expectativas de desarrollo.

Pero hay más. Hemos contado con la confianza de chicas más mayores que apuestan por el balonmano. Algunas desde pequeñas, otras lo han descubierto este año, pero todas con la ilusión por disfrutar de excelentes momentos en las pistas.

Aún nos resta mucho por hacer y el camino sigue estando en “cuesta”, pero ya tenemos relevos que nos ayudarán a turnarnos en las diferentes etapas que aún nos quedan.

En el club terminamos la temporada con muy buenos resultados en casi todas las categorías. Pero de todo lo conseguido me quedo con el mejor de los trofeos: retobalonmano tenía un objetivo y en su  primer año de historia ha conseguido, pasito a pasito, poner las bases para conseguirlo. Más de 120 jugadores en edad escolar y casi 70 entre los seniors me hacen pensar que vamos por el buen camino.

Por lo tanto, aunque parezca difícil, no es imposible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *