20 ilusiones unidas por el balonmano

Veteranos Coras
Un equipo con muchos “años” de historia…

¡Sorprendente título! Ayer hice la vigésima ficha de nuestro equipo de veteranos. Cuando llegué a Federación y comprobamos que cerrábamos el cupo de las 20 fichas me puse a pensar en la historia de este equipo.

Este equipo fue de los tres primeros que puso en marcha la categoría de veteranos en Madrid. No éramos más que padres de chavalines que jugaban al balonmano y algún gran jugador que se quiso adherir a nuestra iniciativa. Poco más de tres clubes en toda la Comunidad de Madrid que querían juntarse para jugar a balonmano.

Cuando con el tiempo hacemos historia de lo que fueron nuestros inicios y hablamos con jugadores de otros clubes, no dejamos de reírnos cuando nos comentan el poco futuro que nos veían. Pero de eso hace más de cinco años y ahí hemos estado durante las pasadas temporadas.

No tenemos grandes pretensiones, pero nos gusta el balonmano y buscamos un hueco para entrenar (muy pocos) y jugar (alguno más). Nuestra edad media ronda los “cuarencincuentantos”, pero no dejamos de disfrutar como los alevines.

Este año incorporamos a grandes jugadores que apuestan por un balonmano como el nuestro. A ver, no es una pachanguita ni una competición de amiguetes. Jugar en veteranos en Madrid te impide jugar en cualquier otra categoría de la competición oficial (no buscamos ser el sparring de los grandes jugadores de primera o segunda nacional), por lo que es una decisión importante el pasarte “al otro lado de la frontera”, pero sí es una competición en la que conoces a jugadores que fueron (y son) excelentes y que mantienen una dimensión de compañerismo envidiable.

Es cierto que nuestras lesiones duran más, que los contrataques son más “light” y que si este año jugamos por cuartos es de agradecer, pero no deja de ser una liga oficial.

Pues sí, 20 licencias, 20 “jóvenes”, 20 ilusiones unidas por el balonmano. Seguro que no llegaremos a la fase final (hay equipos con la misma ilusión pero más competitivos que el nuestro), pero estaremos partido a partido dispuestos a disfrutar de cada minuto. ¡Ah! Sin olvidar el tercer tiempo que nos permite compensar el desgaste de los 60 minutos anteriores.

Nos veremos en la cancha…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *